Tags

Desde hace algo más de una década, el concepto de entrenamiento integrado, se ha impuesto en el mundo del entrenamiento de los deportes colectivos como aquel que pretende orientar el entrenamiento del jugador y del equipo en base a la complejidad del sistema que el propio juego exige; lo que significa que en cualquier actividad deben estar presentes los aspectos condicionales (físicos), los coordinativos (técnicos), los cognitivos (tácticos) y los afectivo-sociales.

Se han hecho muchos progresos en este sentido; las nuevas tecnologías, en especial el uso de los GPS, nos han permitido bajar al detalle de la individualización con una precisión asombrosa, pero el control de la carga en el juego sigue siendo una asignatura pendiente.

En nuestra comunicación intentaremos aportar un poco de luz en este sentido. De hecho fundamentamos nuestra propuesta en la importancia que desempeña el factor tiempo como eje vertebrador sobre el que giran las acciones de los jugadores durante el transcurso del partido. En este caso, tomaremos como referencia varios estudios: 60 partidos de seven correspondientes a las series mundiales de esta temporada, 4 partidos de seven que disputó la selección española en la última edición del Hong-Kong, y la final de la Heneken Cup 2012 que enfrentó a Leinster y Ulster.

Nos proponemos poder ofrecer una propuesta aplicable en cinco niveles diferentes:
– el primer nivel toma como referencia la estructura temporal de un partido
– el segundo nivel cómo se distribuyen los partidos en el torneo
– el tercer nivel, cómo influye el momento del torneo (grupos, cuartos de final, semifinales y finales)
– el cuarto nivel incide en el nivel de enfrentamiento entre equipos
– el quinto nivel incluye el concepto de ritmo de juego

Cinco niveles de aproximación que pueden ser aplicables, sin ningún problema por entrenadores y explotados al detalle por preparadores físicos. Seguramente íbamos muy bien encaminados en el concepto del entrenamiento integrado, pero ahora estamos convencidos de haber hecho un paso de gigante al introducir el nuevo concepto de ritmo de juego.

Una nueva etapa en el entrenamiento integrado del rugby se abre ante nosotros.