Tags

, , ,

Copa de Mundo, Nueva Zelanda – Francia, 0 – 0, minuto 14, touche a 7 metros de la línea de marca francesa, lanza Nueva Zelanda y … 5 – 0 a favor de Nueva Zelanda.

Si retrocedemos en el tiempo, seguro que en la cabeza de Grahan Henry, entrenador de los All Black, tenía claro que esta opción de juego se iba a presentar en un momento determinado de esta Copa del Mundo y que por tanto tenían la necesidad de no dejar escapar esa oportunidad de marcar.

A partir de ese momento, seguro que estudiaron los comportamientos de los franceses en la touche, como se organizaban colectivamente para defender sobre los lanzamientos y decidieron dónde crear un espacio, para poner en él al mismo tiempo el balón con un jugador con velocidad, objetivo común para el resto de las fases del juego.

Comprobaron, que los franceses, defendían con el nº 9, Dimitri Yachvili, en el pasillo de touche y que un tercera, el capitán Terry Dusautoir, defendía en su posición natural al final del alineamiento para cerrar lo más rápidamente la zona de fractura natural de la touche.

Por tanto, si lograban golpear en el centro del alineamiento tan cerca de marca, tendrían una clara opción de ensayar.

Ahora se trataba de hacer un aclarado para abrir el intervalo, para ello, hay una primera opción de lanzamiento sobre el jugador colocado en la 3ª posición de touche ayudado por el 2º y 4º jugador, quedando libre el jugador situado al comienzo de la touche, con este primer movimiento, se crea una torreta de salto francesa que pone a su saltador en el aire.

La primera parte del plan está en marcha, pero el lanzamiento es sobre el 6º jugador de la touche, el All Black Kiera Read, elevado por el 5º y por el 7º logrando que por una defensa en espejo, los franceses hagan otra torreta de salto y pongan a un segundo jugador en el aire, comprometiendo en ambas acciones a seis jugadores.

El espacio esta creado, ahora sólo hace falta que el 1er jugador del alineamiento, Tony Wookcock, entre en el intervalo entre las dos torretas de salto, reciba el balón, corra con él unos metros y marque, mientras los franceses se dan cuenta de su error al responder con una acción casi suicida en este lugar del campo y en casi todos como es, disputar una touche con dos saltadores al mismo tiempo.

¿No temían los franceses un ataque en frontal de la touche?, ¿tenían claro los neozelandeses que los franceses iban a priorizar la conquista en el aire y la defensa al final de la touche?, ¿las decisiones fueron frutos de los jugadores saltándose el plan de juego?… son preguntas que solo podrían respondernos los entrenadores de ambos equipos.

En el Alto Nivel un gran número de partidos se deciden por pequeños detalles, muchas veces provocados o inducidos por un trabajo estratégico que nace del estudio minucioso del adversario con el objetivo de movilizar todo el potencial del equipo en un escenario concreto de juego.

Este ejemplo, potencia la importancia de la Estrategia en el Rugby de Alto Nivel, pero no hay que olvidar que el desarrollo estratégico de un equipo debe estar en consonancia con las capacidades cognitivas, coordinativas, condicionales y psicológicas de los jugadores que lo tienen que poner en acción.

Sin un jugador con una gran precisión en el lanzamiento del balón en touche, jugadores perfectamente sincronizados en el salto, sin un jugador con la movilidad del jugador que marca, y todo ello en el contexto sicológico de una Final de la Copa del Mundo, es imposible desarrollar este movimiento por lo que antes de trabaja la C hay que desarrollar la A y la B.

Como contraejemplo, sólo hay que ver que esta touche proviene de otra sobre la línea de 10 metros de Nueva Zelanda que debido a un mal lanzamiento francés o una mala coordinación provoca que un jugador francés se quede aislado y cometa un golpe de castigo por retener el balón en el suelo, lo que da la opción a Nueva Zelanda a llevar el juego hasta la cercanía de la línea de ensayo francesa.